Es uno de los éxitos incluidos en el último álbum de Wisin, “Victory”, en colaboración con el cantante latino urbano Ozuna.